TRATAMIENTO DE PLUVIALES Y AGUA GRISES

El agua es un bien necesario que a menudo no
sabemos aprovechar convenientemente. Utilizamos
agua potable para usos que no lo precisan como
inodoros, lavadoras y riegos, al mismo tiempo
desaprovechamos el agua de lluvia o de las aguas
grises (aguas provenientes de lavabos, fregaderos,
lavadoras y duchas).

Un aprovechamiento inteligente supone un
ahorro considerable de agua potable de la red (hasta un 50% al día) y contribuye tanto a su uso racional como a evitar la degradación de las aguas subterráneas y superficiales.

Instalamos filtros especiales para las aguas
pluviales
que se montan directamente en el sistema de canalones antes del depósito (de polietileno de alta densidad) encargado de la recogida de las aguas.

Así se consigue un agua impecable para su
posterior aprovechamiento
; por medio de un
sistema de bombeo controlado; en aplicaciones que no necesitan el consumo de agua potable, como inodoros, lavadoras (proporciona una mayor
eficiencia en el lavado), riegos y el lavado de los
coches.

Para el reciclaje de aguas grises la solución
consiste en depurarlas para utilizarlas en estas
aplicaciones.